Saltar al contenido
ArquitecturaSimple.com

Revestimiento de Piedra

piedras decorativas

Ya no es una novedad: el auge en el uso del revestimiento de piedra como recurso de diseño, es una de las incorporaciones más con más fuerza en el panorama de la arquitectura actual.

Obviamente que la piedra como revestimiento, no es un material nuevo, pero recién en los últimos años la hemos visto aparecer de forma mas frecuente en publicaciones gráficas, imágenes de Internet, programas de diseño, y sobre todo en la arquitectura cotidiana.

Y a partir de esa incorporación a nuestro paisaje de todos los días es dónde la gente empieza a pensar: “¿y por qué no en mi casa…?”

Más allá de lo que todos suponemos, ¿te gustaría saber entonces?:

¿Dónde usar el revestimiento de piedras naturales para que realmente luzcan bien?

¿Cómo hacer “paredes de piedra” (que no lo sean tanto)?

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del revestimiento de piedra decorativas, para hacer una buena elección y un mejor uso?

Vamos a tratar que en los próximos 5 MINUTOS puedas llevarte algunas ideas útiles y sencillas para facilitarte las cosas.

Revestimiento de piedra: Razones para elegirlas

Antes, las piedras para revestimiento estaban reservadas a un uso muy restringido, sobre todo en aquellos lugares que visitábamos sólo en vacaciones.

Hoy, a fuerza de empuje mediático (en todos lados podemos verlas), el uso de piedras decorativas se ha terminado incorporando como un recurso estético cada vez mas masivo; una especie de “efecto contagio” del cual nadie quiere estar excluido.

Claro está gente: EL MERCADO NO ES TONTO, y rápido de reflejos, ha sabido responder a una demanda creciente, con variedad y precio.

Hoy ya no precisamos encargarlas especialmente a quien pueda traerlas de “vaya a saber dónde”, (léase desde muy lejos).

Recordemos que en regiones de llanura, la piedra natural nunca fue un recurso económico justamente por los altos costos de flete. Es un material de mucho peso y su transporte se encarece.

Pero de a poco y a fuerza de una demanda cada vez más fuerte, en los últimos tiempos, la posibilidad de acceder a distintos tipos de piedras se ha ido modificando.

En la actualidad es cada vez mas frecuente encontrarse con corralones proveedores de una amplia gama de revestimiento de piedras naturales, que no sólo le han dado variedad a la elección sino que, fundamentalmente han permitido abaratar costos.

La ecuación es más que sencilla:

revestimiento o enchapado de piedras naturales como recurso de diseño,

se ven cada vez más a menudo;

la gente se tienta y las pide;

alguien ve allí el negocio redondo,

y así empieza a moverse la “maquina del consumo” que las pone a nuestro alcance.

Revestimiento Símil Piedra

En general mucha gente suele confundir a la piedra natural con el revestimiento símil piedra.

Como podrás imaginarte un revestimiento de fachadas imitación piedra, obviamente no utiliza piedras naturales.

El mercado ofrece una gama amplia de porcellanatos que imitan en colores y texturas a las piedras naturales, como una manera de acceder a un uso decorativo, más económico, pero a mi criterio, muy alejado de los resultados que pueden lograrse con las piedras naturales.

Si bien todo es una cuestión de gustos (aquí se terminan las ciencias), prefiero usar piedras para revestir paredes que se parezcan a verdaderos muros de piedra, y para eso no hay como la materia prima original.

Si por el contrario lo que estás buscando es tener un revestimiento exterior con terminación rústica (símil piedra), podrás recurrir a cualquiera de estas tres opciones:

a) Material de frente: Hecho en base a una mezcla de cementos, pigmentos de color, arenas, mica y piedras graníticas pequeñas de distinta granulometría. Ha sido históricamente un recurso muy usado para revestimientos exteriores de fachadas.

El único inconveniente es que al ser un revestimiento en base a cementos, no tiene mucha «flexibilidad», lo que los hace propensos a la formación de fisuras, propias de los cambios de temperatura de su exposición a la intemperie.

b) Revoque Plástico o Revestimiento Plástico: Para los amantes de lo técnico digamos que es una mezcla de polímeros acrílicos elastométricos, cargas minerales y pigmentos (¿¿??), lo que en definitiva no aporta casi nada para comprender de qué se trata.

Para no marearte, digamos sólo que es el revestimiento rústico más usado del momento que cuenta con innumerables ventajas para su utilización dentro de los revestimientos exteriores.

Si te interesa saber más acerca del revestimiento plástico para paredes te invito a leer este artículo. Realmente vale la pena que lo tengas como una opción.

c) Revoque Salpicado de Cemento: La primera razón de peso para elegirlo es que, sin dudas, es el más económico de los revestimientos exteriores rústicos.

Hecho en base a una mezcla de cemento y arena, se aplica con un molinete manual, salpicándolo sobre un revoque grueso de superficie lisa.

Para una terminación menos rústica (y más amable al tacto), se lo suele alisar parcialmente con un fratacho (frataz), llana metálica, o simplemente una botella, dejando la superficie con una terminación de imitación piedra muy agradable.

Con un acabado de látex de color se logra un resultado  más que aceptable.

revestimiento de piedra
Revoque salpicado de cemento («salpicado planchado»)

Características y tipos de revestimiento de piedra

1) Piedras decorativas o paredes de piedra

Las piedras naturales tienen dos usos bien diferenciados de acuerdo a la región donde se las utiliza.

En zonas próximas a áreas montañosas la piedra es usada como sistema constructivo (muros de piedras), así como en otras zonas recurrimos al ladrillo. Esto se entiende a la luz de la disponibilidad de materia prima abundante y económica.

En regiones más alejadas de los centros productores de esta materia prima, se termina utilizando el enchapado de piedra (revestimiento de piedra), apelando así a un uso más decorativo.

Por una cuestión de sentido común, la comercialización en cortes de menor espesor ha contribuido a abaratar los costos de fletes al reducir enormemente los pesos a transportar.

Este simple hecho ha sido una de las claves que permitieron que los muros de piedra (o su imagen como tal) fueran apareciendo en lugares donde antes hubiera sido impensado verlas.

De esa forma se ha generalizado el revestimiento de piedra para paredes, que por los resultados vistos, no difiere demasiado en apariencia con los muros construidos enteramente en ese material.

revestimiento de piedra
¿Muros de piedra o revestimiento de piedra?

2) Dónde usar la piedra como revestimiento

No hay restricciones que en principio puedan limitar su uso. Hoy por hoy el revestimiento de piedra exterior es tan habitual como los muros decorativos para interiores. Y si de superficies hablamos, lo usual es colocarlas sobre revoques gruesos.

Esto no es excluyente, ya que muchos suelen aplicarlas directamente sobre el ladrillo sin revoque.

Desde mi punto de vista, si estamos pensando en un revestimiento de piedra exterior, esta forma puede dar lugar a filtraciones por las juntas abiertas, que luego generaran humedad en las paredes.

Si sobre la pared virgen tomamos la precaución de hacer una capa exterior impermeable (revoque hidrófugo), tenemos la posibilidad de proteger los muros de la agresión propia de los agentes climáticos.

Hay que tener en cuenta que un muro con revestimiento de piedra decorativa NO NECESARIAMENTE ES IMPERMEABLE, y si no queremos arrastrar con un problema que luego resulte casi imposible de solucionar, es mejor evitarlo desde el inicio.

3) Tipos de piedra

Las variedades de piedras decorativas ofrecidas en el mercado son infinitas, tanto en tipos, colores y texturas, como en medidas y espesores.

Hay piedras naturales en planchas grandes (piedras laja, etc.) o pequeñas, de formas regulares o, por el contrario, piedras rústicas e irregulares que generan imágenes totalmente distintas, lo que te permite muchas opciones según sea la intención que busques en el diseño.

piedras decorativas
Piedras rústicas en interior
paredes de piedra
Piedras planas en interior

4) Cómo colocar un revestimiento de piedra

Cómo revestir una pared depende en gran medida del tipo de piedra que vayamos a utilizar, de su peso, de su tamaño y su forma.

Si hablamos de piedras naturales de espesores generosos y con pesos importantes, es muy común que se las coloque de la misma forma que colocamos los ladrillos, ya que en este caso se parecerán más a un muro que a un revestimiento de piedra. A tal efecto podrán utilizarse las mezclas de cemento que habitualmente se emplean al levantar paredes.

Si las piedras son delgadas o se colocarán de forma plana sobre el muro, lo más aconsejable es colocarlas con los mismos pegamentos formulados para la colocación de cerámicos.

Es muy común que para el caso de un revestimiento de piedras rústicas se “pierda” muy fácilmente la línea horizontal de colocación, con un resultado final que arruina el conjunto.

Un truco interesante y sencillo para aplicar revestimientos exteriores, en estos casos consiste en marcar líneas horizontales sobre el muro de base, a manera de referencia, que sirvan como guía para el colocador, de tal manera que el revestimiento de piedra conserve una horizontalidad homogénea a la vista.

revestimiento de piedra
Guías visuales para ayudar a la colocación de revestimiento de piedra exterior
fachadas de piedra
Las marcas auxiliares ayudan a mantener la horizontalidad de las hiladas

Otras razones para saber cómo elegir un revestimiento de piedras decorativas

No pretendo transformarme en sociólogo, pero siempre me atrajo conocer los patrones de ciertos comportamientos humanos.

Digo esto para tratar de entender hasta qué punto la elección de piedras decorativas es una decisión en la que la gente se deja llevar por la moda,… o en realidad, está tratando de responder a otras inquietudes. Veamos.

Mas allá de no ser un material económico y de cierta arbitrariedad propia de las modas, hay que reconocer que las piedras decorativas para pared han sabido ganarse un lugar en la preferencia de la gente.

A riesgo de incursionar en áreas que no son de mi dominio, me animaría a tratar de encontrar alguna otras razones que justifican la elección del revestimiento de piedras naturales:

5) Piedras rústicas: Calidez de las paredes de piedra

Una de las principales características asociadas al revestimiento de piedra es su calidez, que tiene que ver con la imperfección propia cualquier material natural. Esta propiedad es una de las que más se valora a la hora de su uso como estrategia de diseño.

De la misma manera que una fachada de piedra transmite una sensación de rusticidad, las piedras naturales empleadas en sectores aislados de una vivienda ayudan a equilibrar la simplicidad extrema que caracteriza a la arquitectura de líneas despojadas.

Alguna vez hablamos del minimalismo, como tendencia arquitectónica muy propia de la época.

Dentro del panorama de simplicidad y austeridad que caracterizan al minimalismo y a gran parte de la arquitectura que vemos a diario, el revestimiento de piedra introduce un toque de rusticidad y de calidez que contrasta y equilibra ciertos aspectos de un estilo que, para muchos, puede resultar muy frío.

Podríamos hablar entonces de un “minimalismo rústico”, con una impronta muy característica, que lo hace muy potable a la hora de sumar adeptos.

piedras naturales
Un sector con revestimiento de piedras ayuda a darle rusticidad a la fachada

6) El factor “Novedad” de las piedras decorativas

Hay que reconocer que en cada uno de nosotros, existe una avidez importante en la demanda de elementos “nuevos” (vidriados, revoques plásticos, porcellanatos, laminados, iluminación). Queremos tener “lo ultimo” que se está usando.

Aunque el uso de piedras naturales no es nuevo y tiene un historial muy amplio, hay que reconocer que durante décadas ciertas regiones permanecieron totalmente ajenas al fenómeno del revestimiento de piedra.

Al irse achicando sus costos y ante la mayor disponibilidad en las distintas variedades que fueron surgiendo, se generó una opción interesante para ese mercado que busca materiales alternativos.

Y en este sentido las piedras naturales tienen la facultad de sorprendernos cada día con variedades novedosas en tamaños, texturas y presentaciones.

7) Cómo limpiar paredes de piedra

No es casualidad que al hablar de mantenimiento haya mencionado al revestimiento de piedras exterior.

Convengamos que una pared de piedra interior, está lejos de la agresión de los agentes climáticos y la exposición a la intemperie; por eso en estos casos, los muros de piedra interiores tienen un MANTENIMIENTO NULO.

En el revestimiento de piedra exterior la realidad suele ser LEVEMENTE distinta.

Las piedras naturales son prácticamente impermeables, y por tanto muy poco propensas al deterioro propio de cualquier otro tipo de muro al exterior.

Como información anecdótica (pero no menos importante), valga el comentario de un par de amas de casa, propietarias de viviendas con fachadas de piedra rústicas. En este sentido, “experiencia vale más que conocimiento de arquitecto”.

Según la referencia que me transmitieron, las paredes de piedra rústica al exterior son muy propensas a “juntar telarañas”, lo que se entiende por lo “hospitalarias” que pueden ser las irregularidades propias de este tipo de piedras, a la hora de juntar insectos.

piedras decorativas
El revestimiento de piedras rústicas necesita de una mayor atención en la limpieza

Transmito la información porque sé que no será un dato menor para aquellos que están por empezar a construir su casa y habrán pensado en un revestimiento de piedra para exterior. Si lo que se quiere es evitar este tipo de inconvenientes, una piedra natural para fachada más lisa (o menos irregular) será la mejor alternativa.

Convengamos también que sólo con un repaso de hidrolavadora, o con cepillo y manguera, al menos una vez al año, será suficiente para mantener el revestimiento de piedra exterior como el primer día.

Por razones económicas o por falta de tiempo (cada uno vive en su propio mundo), cada vez más gente quiere materiales de poco mantenimiento.

Desde este punto de vista las piedras para revestimiento, encuentran una de sus ventajas más fuertes, ya que su solidez y rusticidad prácticamente nos eximen de cualquier cuidado mayor para prolongar su vida útil.

8) Dónde se puede usar la piedra para revestimiento

Las piedras naturales, usadas de forma equilibrada y sin abusos que puedan aparecer como cansadores, permiten caracterizar cualquier lugar de la vivienda.

Una fachada de piedra o cualquier otro sector exterior de la vivienda, es lo que estamos acostumbrados a ver como habitual.

Allí es donde las piedras naturales logran un efecto de impacto visual más que agradable y muy distinto al que podría lograrse con el resto de los materiales de terminación.

Pero la realidad es que al irse masificando su uso se fueron corriendo los límites a la hora de elegir dónde usarlas, y es así que la creatividad les ha dado lugar para aparecer en sectores en los que antes nadie hubiera imaginado colocarlas (muros decorativos para interiores).

Así, fuera de los lugares más comunes, como frentes, escaleras, o rincones de fuego (asadores y hogares), no es raro verlas colocadas en sitios menos frecuentes, como en baños, cocinas, patios interiores, barras o en paredes internas que quieran realzarse de una forma especial.

muros decorativos para interiores
Revestimiento de piedra en barra- desayunador
revestimiento de piedra
Detalle de revestimiento de piedra en ducha

Conclusiones sobre el revestimiento de piedra

Sabemos que ahorrar para construir es la base fundamental para hacer posible el sueño de nuestra casa, por eso vaya este comentario.

Con respecto a una terminación exterior de revoque fino y pintura, seguramente las piedras naturales son una opción bastante más cara, pero en este sentido hay que tener cuidado con las comparaciones.

Si tenemos en cuenta que las piedras para revestimiento se usan fundamentalmente para caracterizar sectores de la vivienda más acotados, es fácil darse cuenta que su incidencia en los costos es MUCHÍSIMO MENOR de lo que uno puede suponer.

Si a eso le agregamos que luego de su colocación los gastos de mantenimiento SON NULOS, la comparación de gastos deja de tener importancia.

Las piedras decorativas son un “viejo” material que se ha actualizado y ha sabido encontrar otra oportunidad para darnos nuevas alternativas estéticas.

Si tenemos el LUGAR y la OPORTUNIDAD de usarlas, no creo que haya argumento suficientemente fuerte como para hacernos quedar con las ganas.

Aquí  vídeo para conocer algo más sobre las piedras naturales aplicadas para el hogar.

Arq. Marcelo Seia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¡¡Por último!!: Nos ayudaría mucho que compartas este artículo.

Los Tweets y Likes nos ayudan a que Google tome en cuenta este contenido y lo posicione.

¿Nos ayudas??  🙂 Mil gracias por adelantado!!!

También te invito a darle un «me gusta» a mi página de Facebook donde podrás ver todo el contenido del Blog.

Quizás a alguien más pueda ayudarle; es gratis y estás a un click de hacerlo.

Lectura adicional recomendada

Las mejores 3 SOLUCIONES DEFINITIVAS al problema de humedad en paredes